martes, 11 de octubre de 2011

Tomates, de la semilla al fruto

Vamos a mostrar el proceso para conseguir tomates partiendo de semillas.
Muchas veces, la planta que se vende en los viveros es de un tomate muy "industrial", muy modificado genéticamente para conseguir frutos de aspecto perfecto, tan lustrosos como insípidos, de piel dura como el plástico (los quieren así para que soporten el transporte sin magullarse) , son semillas híbridas para mejorar la producción, mucho más resistentes a las plagas, con poco valor gastronómico y muy alejados en calidad de las variedades autóctonas de cada zona, aunque produzcan mucho más.
La biodiversidad agrícola al garete.
Están desapareciendo cientos de variedades, cada zona tiene las suyas, por culpa de esa agricultura industrial y, muchas personas estamos empeñadas en recuperar los tomates de toda la vida.
El verano pasado guardamos, mi padre y yo, semillas de unos hermosos tomates, de uno de los muchos tipos que hay de la  variedad marmande, conocidos como " el feo de Tudela" porque algunos salen bastante deformes. Es un tomate extra,
comparable en sabor y textura  al corazón de buey, otro que también hemos cultivado a partir de semilleros.
Las semillas se lavan , se secan y se guardan hasta Febrero.


Estas semillitas darán estos tomates de sabor maravilloso.



Carne sabrosa, olor a tomate, pocas pepitas y poca agua.
Sus plantas producen mucho menos que las  de tomates "normales"  que venden en los viveros pero, merece mucho la pena.

En la 1ª luna creciente de Febrero, puse mis semillas en la tierra de estos semilleros, varias en cada hueco. Mi padre  plantó las suyas directamente en el suelo de la huerta y veréis qué diferencia de unas a otras.


Cuando salieron las plantitas, las clareé y puse las mejores una en cada hueco.


Por la noche hay que resguardarlas del frío.
Y mantenerlas húmedas.


Mirad la diferencia de tamaño con las plantadas  en el vivero de la huerta.


Ese día fue grande para mí; estaba ayudando a no perder uno de los tomates autóctonos de Navarra y, mi padre me enseñó a hacer un caballón para plantar "los míos".
La línea bien recta con el cordel.


Azada en mano;  el caballón es un surco con una loma a cada lado.


Y allí van mis tomatitos.
Con ese palo medía la distancia entre una planta y otra.


Puse unas 25 la tarde del 15 de Mayo.
El nogal me miraba extrañado.




Pero creo que le parecía bien.


Acto seguido, regar.


El día   15 de Julio tenían ya este porte. Y sus florecillas.
Todo gracias a los cuidados de mi querido padre.


En Agosto  tenían ya estos frutos.


Uno de cada 10, más o menos, sale algo deforme, " el feo de Tudela".





Tal vez os interese la entrada tomate corazón de buey.

50 comentarios:

  1. Como me alegro de ser la primera¡¡¡¡
    Que entrada tan maravillosa, no te puedes imaginar como he disfrutado.
    Gracias por compartir
    Bss
    Patricia

    ResponderEliminar
  2. Qué buenos tomates! Me recuerdan a los que plantaba con mi padre cuando era chica. Estaban tan bueno y olían tan bien!!

    ResponderEliminar
  3. para todo en la vida hay que saber y tu padre es un experto en esto, menudos tomates.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Miren, es un post lindísimo, me recordaste a mi papá, él plantaba de la misma forma los tomates :) Yo empecé a plantarlos en California, pero no había pensado en empezar en febrero, al contrario, siempre espero a junio. Y doy fe que el sabor, es otra cosa, deliciosos. En el 2006 planté de los cherry en la tierra, tuve más de tres metros repletos de viñas y frutos. Buena cosecha! Un beso,

    ResponderEliminar
  5. Miren, me has recordado el año tras año que mi padre guarda las semillitas de los tomates para luego plantarlos. Y que olorcito y sabor tienen. Me ha encantado esta entrada.

    Muxussssssssssssss

    ResponderEliminar
  6. Como me has recordado a mi huerto este verano. Sembré los tomates corazón de buey y me salieron deliciosos. No hay nada como tener tu propia verdura. Una maravilla de post. Besos

    ResponderEliminar
  7. Hola Mirén, tomates con color a tomate, olor a tomate y sabor a tomate! ¡Qué distintos son los de tu tierra que los que yo consigo por mi barrio! A esos, con aceite de oliva y sal, se los puede comer a mordiscones. El abc de la agricultura dice que con una semilla de un fruto, plantandola, crece la misma fruta. Pero mirá como son las cosas, con tantos años que vivo en una gran ciudad, que ya me había olvidado de este principio básico. Gracias por recordarmelo y también gracias por pasarnos tan bonitas fotos de tu tierra. Besotes!

    ResponderEliminar
  8. Que nostalgia Miren.....si mi Nonno plantaba tomates....y el surco se hace recto con el cordel igual que en el campo en Chile.....como me llaman los recuerdos y la memoria.....siento hasta el sabor del tomate!!.....bellisimo.....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  9. Oohh pero que tomates! para comerlos solos con un pcoo de sal y aceite! besos

    ResponderEliminar
  10. Enhorabuena Miren, una estrada preciosa yo este año que viene probare con una variedad que se llama Kosovo muy parecida al corazon de buey!que ricos están recien cogidos! hummm besos wapísima.

    ResponderEliminar
  11. Un post maravilloso, yo creo que se salen los sentimientos a borbotones de la pantalla, la verdad.

    ResponderEliminar
  12. FANTASTICO MIREN ...así es como hago yo ..como me ensñó la tia de mi marido ..esos tomates son los que tiene ella plantados y estamos comiendo aun ahora ..grandes carnosos , con olor y sabor a tomate ..también guardo las semillas como tú.Vamos que tu padre sabe ..y nucho .Que stisfación plantar , ver como crecen y recoger ..estupendo huerto ..buenisima producción ...felicita a tu padre .besos MARIMI

    ResponderEliminar
  13. Enhorabuena, por esa mata de tomates tan natural y sabrosa, sois afortunados. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Qué lujo tener una huerta Miren... te envidio enormemente!!

    ResponderEliminar
  15. Me encanta esta entrada. Este año voy a hacer un semillero con unas semillas que guarde de unos tomates ecologicos de mi huerta que me regalaron unas plantas esta primavera. No se la variedad pero son muy garndes, con piel fina mucha carne y aspecto rosado.Hare como lo dices en esta entrada, lo unico malo es que tengo que poner el semillero en la terraza de Madrid, hasta que lo pueda sembrar en segovia.
    Teneis una huerta fantastica.

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Que buena entrada nos presentas Miren, sana y ecológica. Que bien que nos muestres todo el recorrido del tomate, del campo a la mesa.... Por cierto feíiiisimos tomates!!! pero para mi los quisiera, me imagino el sabor... Disfrútalos. Besos.

    ResponderEliminar
  17. Miren que entrada más buena y que familiar me es, :)

    ResponderEliminar
  18. Que entrada más fantástica!!! no sabes lo que me gusta ver esos tomates colgaditos de su rama, y esas fotos, en las que casi llega el olorcito a buen tomate, ummmmm me imagino el sabor. Que pena que no pueda llevarme uno ....
    bueno al menos ver esas fotos me han encantado
    bsts. maite

    ResponderEliminar
  19. Estela: la misma semilla de tomate plantada en tierras y climas distintos, dan lugar a frutos diferentes, de ahí que tengamos miles? de variedades.
    Besos linda.

    ResponderEliminar
  20. Qué envidia......cómo vas a disfrutar de tomates.
    Bss
    La cocina de Mar
    http://la-cocina-de-mar.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  21. Ori: fue un reto con mi padre, nos repartimos las semillas, el las plantó en el vivero de la huerta, en Navarra, y yo aquí, en Gipúzkoa;puse los semilleros en la terraza, en una caja grande de esas blancas que pedí en la pescadería, por la noche cerraba la caja y por el día tomaban el aire y el sol; hay que mantener la tierra húmeda y no olvidarse de ellos porque si hiela se fastidian.
    La 1ª luna creciente de Febrero es buena fecha para sembrar las semillas.
    Suerte, es una gozada.

    ResponderEliminar
  22. Que genial, me ha parecido una entrada preciosa y que suerte contar con un huerto y un padre que te ayude, es maravilloso

    ResponderEliminar
  23. qué pasada de entrada, me encanta, yo soy una apasionada de los tomates o mejor dicho lo era, porque como bien dices ahora no saben a nada o a plástico, que es peor. Es un verdadero lujo disponer de unos tomates así. Además cuanto más feos seguro que más ricos :)
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Lo que daría yo por tener un huertito con tomates... esos que sí tienen sabor!

    ResponderEliminar
  25. Que maravilla de tomates!! en casa se guardan las semillas de la misma manera, y luego es un placer comerlos recién cogidos, con ese sabor tan autentico, una pena que se estén acabando, un beso

    ResponderEliminar
  26. que interesante tu entrada!!!, nosotros aqui acabamos de poner las semillas de tomate en el semillero, preparamos la huerta con el compost que ya estaba cocinado y a esperar que nazcan!!!!, un abrazo

    ResponderEliminar
  27. ¡Me ha encantado tu entrada con tus maravillosas explicaciones paso a paso y foto a foto! ¡Fantásticos tomates! ¡Gracias por compartir tus conocimientos y experiencia! Besos y feliz martes.

    ResponderEliminar
  28. Una entrada genial!!! Estos si que son unos tomates de calidad, y además tiene que dar un gustazo enorme plantarlos, seguir su crecimiento, recogerlos y lo mejor catarlos!!! Un besazo grande guapa!!! Muacckkk

    ResponderEliminar
  29. Una entrada preciosa. Me da mucha envidia eso de poder llevar los productos directamente de tu huerta al plato.
    Buen día

    ResponderEliminar
  30. ¡Qué entrada más bonita!

    En ocasiones me han regalado tomates como los tuyos y para mi son joyas, porque a base de tanta fruta y hortaliza de "super" estamos perdiendo el sabor de lo auténtico y cada vez nos conformamos más con lo que nos venden.
    Disfrutalos, tu que puedes.

    Un beso

    ResponderEliminar
  31. Estupenda esta entrada sobre el cultivo de tomates. A mi también me gusta realizar el proceso completo y me ha encantado verlo tan bien explicado y bien ilustrado. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  32. Nada que ver estos tomates con los que venden y en cuanto al feo, será feo, pero seguro que está infinitamente bueno.
    Un post muy interesante.
    Besos.

    ResponderEliminar
  33. Guao, cuánta belleza, uno se puede imaginar, viendo estas fots, lo rico que deben estar estos tomates.
    Saludos

    ResponderEliminar
  34. Jo, Miren, menuda envidia. Yo este año también me hice semillero de tomates, pero debí de hacerlo tan mal que cuando los puse en el huerto no tiraban para arriba. Han empezado a dar tomates (media docena, no creas) a principios de septiembre. Un desastre, vamos! A ver si el año que viene, siguiendo tus consejos, se me dan mejor.
    Besitos

    ResponderEliminar
  35. Veo que historias de tomates nos acompañan a muchas, y tu tienes la suerte de seguir viviéndolas. Aunque yo sea gente de ciudad , de los olores que más recuerdo de chica , era cuando no metíamos en vacaciones a jugar entre los tomateros de mi abuelo en Fuerteventura, y nos reñía porque le pisábamos los surcos.

    ResponderEliminar
  36. Hola Miren¿como estás? guapa ya veo que te has enterado de lo mio es una gran injusticia por no decir palabras mayores.Me han dejado si cuenta de correo y sin blog,y encima veo otros comentarios del foro de blogger que les ha pasado lo mismo y lo han dejado por imposible,lo que más me extraña que me pidan 30$dólares si lo quiero tener en 15 minutos,y yo me pregunto ¿no es un chantaje entoda regla?pues creo que pone que hacer y tener un blog es totalmente gratuito.
    No sé que hacer si empezar otro o buscar otros blogs que no te pongan toda tu ilusión al traste en 2 minutos,no hay derecho.
    Espero que sigas bien y escribiendo mucho.te mando un besito.Hasta siempre Yolanda.

    ResponderEliminar
  37. Que envidia de tomates, tienen una carne y color espectacular.
    Besos

    ResponderEliminar
  38. Que bien el paso a paso de la cosecha,yo antes también plantaba tomates pero ahora no tengo huerto.El tomate feo para mi el pobre.besinos

    ResponderEliminar
  39. Jo! Esto es tener ingredientes de confianza y de gran calidad y es que con el proceso y el mimo que le dedicáis no me extraña.

    Besos.
    GustoCocina - María G.

    ResponderEliminar
  40. Qué bueno ese reportaje, mis suegros también plantan tomates y la diferencia se nota a la legua, por mi, que los "bonitos" se los coman otros.
    Un besito

    ResponderEliminar
  41. ¡uf qué buenos tomates! como dice nora que los bonitos se los coman otros. jejeje

    ResponderEliminar
  42. Fantastica entrada!- me encanta tus tomates.
    un beso

    ResponderEliminar
  43. ¡qué colores!
    Es precioso ver el proceso real de un alimento. ¡abajo los tomates perfectos! ¡vivan las imperfecciones! jejeejej

    ResponderEliminar
  44. Hermosos tomates Miren!!!, aunque no sean perfectos, son una preciosidad y realmente sanos, me han encantado las explicaciones.
    Tu blog me ha maravillado me quedo de seguidora.
    Besos.

    ResponderEliminar
  45. madre mía que bonito post!!! te ha salido perfecto! enhorabuena por la espléndida cosecha!

    ResponderEliminar
  46. Ya sabes cuanto me gustan estas entradas tuyas en las que nos enseñas la huerta de tu padre, lo que no sabía es que te hizo trabajar a ti sola jajaja
    Yo me tengo que conformar con una maceta de tomates, pero me hace mucha ilusión tambien aunque preferiría poder compartir así mi tiempo con mi padre, achuchale todo lo que puedas que nunca se sabe. Besitos para los dos.

    ResponderEliminar
  47. Miren: Estas entradas tuyas me encantan, te lo digo siempre. Aunque me parece tremendo el trabajo. Es una super huerta enorme y muy bien cuidada, eso lleva horas y horas.

    Me ha gustado mucho el reto de las semillas, con tu padre. Felicidades a los dos, por los resultados.

    Besos.

    ResponderEliminar
  48. Miren, no te conocía y me has descubierto el mundo del tomate rico rio!! Qué maravilla y que suerte tienes de poder tener esa huerta tan bien cuidada.
    Disfrútala!!.
    Y mil gracias por venir a visitarme.
    Un beso

    ResponderEliminar
  49. una entrada maravillosa. Tienes toda la razón, esos tomates de plástico de supermercado.......yo por desgracia no tengo huerto pero a veces en el pueblo en una tienda del mismo, tienen unos tomates raf que nada tienen que ver con los del super, que carne, divinos, vaya diferencia hay eh?? me han encntado tus fotos y no conocia el de corazon de buey , ahora mismo voy a ver la entrada. YO vivo en un piso, que pena que no pueda plantas tomates jajaaja, un besazo

    ResponderEliminar
  50. Bellos tomates! Me traen recuerdos de mi adolecencia, cuando tenia que trabajar en el campo durante mis años de estudiante (las famosas escuelas en el campo cubanas) Alli aprendi a plantar, amarrar, deshijar y recoger tomates.
    Los tomates del supermercado son verdaderamente insipidos; extraño los tomates de mi vecinos, ellos eran portugueses y cultivaban su patio, yo por otro lado no logro crecer ni flores!
    Saludos!

    ResponderEliminar