jueves, 27 de septiembre de 2012

Ajo asado


No entiendo la cocina sin ajos, me gustan crudos, fritos, cocidos y asados. Encima son sanos sanísimos, tienen múltiples propiedades beneficiosas para el organismo, son antibacterianos, previenen contra el cáncer, ayudan a reducir el colesterol...etc. etc.
Tener en la nevera un tarrito con ajo asado, que no cuesta nada de tiempo prepararlo y aprovechamos el horno encendido para otro asado, me parece muy interesante, después lo utilizaremos para preparar pintxos, para enriquecer guisos, para pasta, para pizzas, para tartas saladas....si os gusta el sabor a ajo, el ajo asado os va a entusiasmar, conserva el sabor pero resulta más suave, más redondo, confitado, meloso, tierno, delicioso.



 Aprovecharemos para asar unas cabezas de ajos cuando vayamos a encender el horno para otra cosa, irán envueltas en papel de aluminio y no transmitirán olores.



Elegimos unas cabezas de ajo y les cortamos la punta.
Echamos sobre cada una algunos granos de sal y unas gotas de aceite.
Envolvemos en papel de aluminio, de una en una o más en cada paquetito, siempre sale bien.
Los cerramos y al horno.
Depende de la temperatura a la que tengamos el asado principal, estarán asadas en unos 20-30 m.  Comprobamos.




Apretamos cada cabeza de ajos sobre un recipiente para sacar la carne y retirar las pieles.



Si los queremos enteros, los pelamos con cuidado para no romperlos, si queremos una pasta de ajo asado, los machacamos con un tenedor y rectificamos de sal y aceite.
Se conserva en el frigo muchos días,  en tarro de vidrio cerrado.




Podemos utilizar este ajo asado para untar rebanadas de pan,  por encima y para completar el pintxo :  bonito, setas, pimientos, tomates confitados, jamón cocido...



Los ajos son de fácil cultivo, son rústicos , resistentes.
En invierno se entierran poco profundo dientes de ajo dejando espacio entre ellos para que se forme la cabeza que se creará de cada ajo.
En verano se sacan de la tierra y se tienen unos días al sol para que se sequen perfectamente y aguanten  todo el año.



Se les cortan las raíces.
Con algunos, seguimos haciendo  ristras de ajos, para no perder la tradición.


Pero es más práctico guardar sólo las cabezas, bien secas, extendidas en el granero.


Y que tengamos este magnífico producto, es gracias a mi padre, que encima posa pacientemente.
Salud amig@s!

20 comentarios:

  1. Es cierto que la comida sin ajos aveces no se concibe, pero ya sabes que hay mucha gente que lo odia.... a mi particularmente me gusta y es tan bueno!!!!
    Un saludo a tu padre por ese posado paciente.....

    ResponderEliminar
  2. Yo uso mucho ajo en la cocina pero si el sabor a ajo es muy fuerte, no me gusta mucho, lo uso pero moderadamente, hay gente que se los come con todo y yo no llego a tanto, así que en éste tipo de pasta no se si me gustaría , creo que sabrá muy fuerte para mi paladar
    ¡¡Vaya montón de ajos que se ven en las últimas fotos!! madre mía, ya tenéis para una temporadita
    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Muy buena idea para tener siempre ajo, en casa casi todo lleva ajo, me encanta y para las tostas es perfecto así asado. Besos

    ResponderEliminar
  4. Ainssss al fin llego .....poco a poco voy poniéndome al dia pero el tiempo no me cunde a ná ;)

    En casa el ajo no les gusta a todos pero me parece una propuesta excelente la que nos muestras para aquellos a los que sí nos agrada, de esta forma podemos tenerlo preparadito ya de antemano.

    Un besito para el modelo , que siga cuidando la huerta con tanto mimo por muchísimooooooo tiempo.

    Para ti otro claro, no te me vayas a celar jeje...

    ResponderEliminar
  5. Muy buena idea! Los he hecho pero en pequeña cantidad, para un uso, y es verdad que son mucho mas suaves.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. pues yo de ajos y cebollas no soy mucho aunque asado si los tolero mejor

    ResponderEliminar
  7. Fantásticos....prueba a hacerlos un día envueltos en film transparente en el microondas...
    Me gustan con locura....jejejeje
    Bss
    La cocina de Mar
    htpp://la-cocina-de-mar.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. a mi el ajo tambien me encanta,pero oye asi nunca se me habria ocurrido,muy buena idea.
    saluditos.

    ResponderEliminar
  9. Me parece una idea estupenda.
    Buen día

    ResponderEliminar
  10. ¡DEMASIADO BUENOOO, ME ENCANTAAA!. Besotes ;D.

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  11. sarımsağı severim ama kokusunu daha çok severim aslında ellerinize sağlık.

    ResponderEliminar
  12. que apañao tu padre y eso que el hombre se ve ya mayor


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  13. Yo soy de ajo....y con orgullo lo digo!!....en mi cocina no falta....y las manos de tu padre....me recuerdan las de mi Nonno quien tambien trabajaba el campo....que nostalgia........Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  14. A mi me pasa como a ti...cebolla y ajo para todo, siempre...así que este ajo asado es un vicio total, que rico!!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Yo tampoco entiendo la cocina sin ajo. Me apasiona, y me lo como también de todas las maneras posibles. Esa rebanada de pan untada con él, no sabes lo que me lleva la vida, hija. Que rico.

    besines

    ResponderEliminar
  16. Es verdad que el ajo se usa para casi todo, y me parece una propuesta excelente!! Me tomo nota. Besitos.

    ResponderEliminar
  17. A mi me gusta pero me sienta mal, así nunca lo he probado, lo haré. Un besote

    ResponderEliminar
  18. Yo lo tomo mucho porque al no tomar sal me ayuda. Lo he asado en brasas muchas veces pero no se me había ocurrido guardarlo envasado. Una muy buena idea Merchi.
    Aprovecho para invitarte a mi reto solidario, si te apetece. Un beso desde una muy lluviosa Valencia, esperemos que no se pase que es lo normal después de mucho tiempo sin caer ni una gota.
    http://thermofan.blogspot.com.es/2012/09/reto-bbss-recetas-por-una-buena-causa.html

    ResponderEliminar
  19. Esta muy bien esta receta. Hace tiempo que no veia estas ristas de ajos

    Un Abrazo, Agustí Cangrejo Grande

    ResponderEliminar
  20. Me pasa como a tí, no concibo la cocina sin ajos! Hace poco descubrí la magia del ajo asado y ando buscando recetas en las que aplicarlo, por eso he llegado a tu blog.. ¿Sabes si se puede hacer conservas para tener en la despensa? O solo aguanta unos días en la nevera? Gracias!

    ResponderEliminar