martes, 2 de julio de 2013

Mermelada de fresa.



Nos gustan poco las mermeladas en esta familia pero hay un pero, la de fresas nos gusta más que mucho, enamora su color, su olor, su sabor!, y es ideal para tomar con tostadas,  sin que te remuerda la conciencia ni nada porque sabes que estás comiendo algo natural que tú misma has hecho, con fresas de temporada y un poco de azúcar.
Y unas gotas de vinagre que avivan el sabor a fresa en los muchas veces anodinos e insípidos fresas y fresones.





Para 4 tarros pequeños de mermelada necesitamos:
- fresas o fresones 1 k.
- azúcar 1/2 k.
- vinagre 2 cdas.




Todavía no tengo clara la diferencia fresa-fresón,  creo que casi todos los que se comercializan son fresones, las fresasfresas son delicadas y sublimes, aguantan mal los transportes y las cultivan particulares o pequeños productores, eso creo pero sigo preguntando en las fruterías.
Nuestro padre tiene la misma planta de fresa desde hace al menos 30 años, las cuida muy bien y por Junio nos dan sus frutillas maravillosas, con un sabor, con un olor......., que no tienen casi nada que ver con las compradas que tantas veces parecen de plástico.
Eso si, este año la huerta navarra va con mucho retraso y esta mermelada de hoy es con un fresón  de Huelva bastante aceptable .

Foto de la cosecha casera de un día el año pasado:   son todo olor y sabor a fresa, hasta la textura es diferente, esta variedad antigua es una fresa que se deshace en la boca, de ahí su mala conservación.



Lavamos las fresas-fresones  bajo el grifo y después les retiramos las hojas y el rabito.
Las cortamos en trozos pequeños si no  queremos pasar la mermelada por la batidora.
Las cortamos en trozos más grandes si al final vamos a triturar con batidora porque queremos una textura confitura donde no se noten los trocitos de fruta.




Las dejamos macerando con el vinagre  un buen rato,  cuando las fresas-fresones  son algo insípidos,  el vinagre les potencia el sabor.




Después del macerado con el vinagre,  añadimos el azúcar, mezclamos  y arrimamos la cazuela a un fuego medio.  Enseguida empezarán a soltar su agua y la cocina empezará a oler a gloria.
Las iremos vigilando y removiendo de vez en cuando.
En una 1/2  hora la mermelada estará espesa y lista.




Tendremos preparados esterilizados 4 tarros pequeños con sus tapas nuevas  y los rellenamos con la mermelada aún caliente.
Cerramos bien  y los dejamos unas horas boca abajo.
Si la vamos a consumir en 2-3 meses, ya está lista.
Si  hacemos mucha cantidad de mermelada para guardar hasta el invierno y más allá,  tendremos que hervir  los botes en agua durante 20-30 m. para asegurarnos de su perfecta conservación.




Además de untadas en pan, estas mermeladas caseras nos vienen muy bien para enriquecer tartas y pastelillos.




Salud amig@s!
Se hace en un momento y no hay nada como lo casero.


Las fresas variedad antigua que cultiva mi padre.


14 comentarios:

  1. Tienes razón muchas veces las fresas que compramos no tienen casi sabor y es una pena la verdad...Mira que tienes suerte con el huerto de tu padre!!! Yo tengo una mini huerta,con 6 fresales, que no dan para hacer mermelada, por cierto hace unas pintas buenísimas la mermelada que has hecho.Muxuak .

    ResponderEliminar
  2. En casa tampoco somos mucho de mermelada, pero la de fresa tiene su lugar, te ha quedado estupenda, es un lujo con las fresas que cultiva tu padre, te ha quedado estupenda
    besos

    ResponderEliminar
  3. Ah, nada com la mermelada casera, qué rica se ve.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. También la de fresa es una de las que más me gustan, recuerdo que hace muchos años mi madre le echaba vinagre a las fresas y nos sorprendía a todos mucho...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. No hay nada como las mermeladas caseras y sobre todo si vienen de huertas con mucho mimo, como seguro será la de tu padre. Son productos que no tienen precio...
    Besinos

    ResponderEliminar
  6. Que maravilla!!!!! que color ....... y me imagino el sabor !!!!!!! no hay nada como los productos de casa, cultivados a nuestra manera y sobre todo recogidos en el momento justo, que saben a lo que tienen que saber, enhorabuena por ésa mermelada, que está espectacular

    ResponderEliminar
  7. Qué maravillosas fresas las de tu padre, eso sí que es producto de calidad. Besos

    ResponderEliminar
  8. Holaaa, con cosecha casera de fresas! una pasada la mermelada de fresas, es una de las que más me gustan. Preciosas fotografías.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  9. El rojo de tu mermelada es llamativo. Qué bien te ha quedado. Un besote.

    ResponderEliminar
  10. Pura calidad!! Me fascina....y con gusto me comería un tarro entero a cucharadas !

    Besos muchos.

    ResponderEliminar
  11. Esta es la única que quiere mi marido, le encanta y también la hago cada año. Te ha quedado muy bien. Besos

    ResponderEliminar